Descarga materiales

El hombre es un buscador de experiencias, por ello, en nuestras clases intentamos crear situaciones de aprendizaje que contribuyan a esa búsqueda.

Aprender implica un deseo, un proyecto, una perspectiva que pone en marcha la apetencia de saber. Lo que proponemos son algunas estrategias para despertar y educar la actitud de búsqueda en nuestros alumnos. Para ello, el profesor cuenta con varios recursos: el discurso simbólico, la contemplación de la naturaleza, la experiencia del silencio, la audición de música, la experiencia de fragilidad humana, la contemplación estética, etc. No necesitamos grandes recursos, es cuestión de actitud.

La psicología nos habla de dos tipos de experiencias, las cristalizantes y las paralizantes. Las primeras, son hitos en la historia personal que encienden la chispa de una inteligencia e inician su desarrollo hacia la madurez. Son como gatillos neurales. Encontramos ejemplos de este tipo en personajes famosos por sus talentos. Albert Einstein explicó como el hecho de ver una brújula magnética cuando tenía cuatro años le motivó para desear averiguar los misterios que le rodeaban activando su genialidad. Por otro lado, las experiencias paralizantes se refieren a aquellas vivencias que bloquean el desarrollo de una inteligencia, están llenas de emociones negativas, capaces de frenar el normal desarrollo de las inteligencias. Sensaciones de miedo, vergüenza, culpa, odio, impiden crecer intelectualmente. De lo que se trata es de activar ese interruptor que enciende la chispa de la inteligencia espiritual, de la búsqueda y cultivo de la interioridad; y, sobre todo, que nosotros no seamos un obstáculo en el camino de cada alumno.

En esta línea, proponemos Hacer de la clase de religión una experiencia transformadora. Bajo este título pretendemos recoger una serie de reflexiones y estrategias orientadas a despertar, en nuestros alumnos, el deseo por aprender, en una actitud de apertura y búsqueda, que le lleve al encuentro con Cristo y que culmine con la acogida transformante y compartida de su Mensaje.

Para ello, la experiencia la tiene que tener el profesor, de lo contrario no podrá transmitirla: nadie enseña lo que no sabe, nadie hace experimentar lo que no ha experimentado. Especialmente se requiere en el educador una personalidad espiritual madura que se exprese en una profunda vida cristiana.[1] Es importante que los profesores de religión, manteniéndonos fieles al Mensaje que transmitimos, actualicemos nuestras herramientas pedagógicas. El desafío consiste en realizar esta renovación en clave experiencial, formarnos para ser unos auténticos buscadores y transmisores de experiencia.

Propuestas para trabajar en clase:

1. Atender a tu interior para aprender a escuchar.

2. Vivir desde la naturaleza.

3. Despertar la sensibilidad

4. Descubrir la experiencia estética.

______________________

[1] Sagrada Congregación para la Educación Católica: “El laico católico, testigo de la fe en la escuela”

Una respuesta a Descarga materiales

  1. Jorge Miguel dijo:

    Felicitaciones por las propuestas porque todas estan encadenadas y se necesitan mutuamente para poder lograr un cambio de actitud en los estudiantes y comunnidad educativa.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s